El Aula de Mayores

Cuando llego a Patosos a veces me hago el/la mimoso/a, y mi mamá y mi papá se van un poquillo preocupados/as. Ellos no saben que a mí también me gusta hacerme el/la “interesante” de vez en cuando y que, en cuanto se dan media vuelta, empieza una divertida mañana en la “guarde”.

 

Nada más llegar entramos en clase de gateo, en donde esperamos a que lleguen todos nuestros amiguitos/as. Allí nos saludamos, cantamos y jugamos libremente hasta las 9:30. “Pííííí-Pííííí´”, “Viajeros al tren”. La profe nos llama para ir al baño. Como somos los mayores nos sentimos muy orgullosos al ver como nos miran los peques. ¡Sabemos hacer el tren sin soltarnos y caminando despacito! Pííí-Píííí.

 

En el baño nos bajamos la ropa solitos y nos sentamos en las tazas y es que ¡somos unos campeones/as!.  Cuando terminamos, nos dan papel para limpiarnos “la gotita” y cantamos “ni gota, ni gota...” Nos sentamos en el suelo para esperar a que terminen los demás, y entonces cantamos alguna canción. A mí me gusta mucho el “guli- guli”.  “¡Píííí-Píííí!” ”(el responsable es la locomotora). Vamos en otro tren a clase, y en cuanto llegamos, nos gusta corretear de un lado a otro, aunque ya estamos aprendiendo que no hay que subirse a las mesas porque nos podemos caer. Nos ponemos las batas nosotros solitos, aunque necesitamos un poquito de ayuda para atarnos los botones. Los más peques tienen que ponerse de nuevo el pañal. Mientras, los mayores jugamos con los animales, con las muñecas o con las construcciones o, si queremos otra cosa, la pedimos “ pofavó y gacias”.

 

Luego hacemos la asamblea. Nos sentamos todos en un gran corro, como los indios, y tenemos que contestar “Buenos días”, cuando nos saluda la “señorita”. Después, miramos al cielo para ver qué tiempo hace, y cantamos “sol, sol soool...” o, “qué llueva, qué llueva...”. Ponemos la fecha en nuestra casita, nombramos a un responsable, leemos el menú del día y recordamos a los niños que no han venido a clase. Luego, contamos los niños que estamos en el corro: “ Uno, dos, tres,...”. Así voy aprendiendo, cada día, más números. Entonces, el/la responsable puede contarnos lo que quiera a los amiguitos/as, (a qué jugó ayer con su papá y su mamá, qué ha desayunado, o lo que se le ocurra). Como todos tenemos muchas ganas de contar cosillas, empezamos a hablar todos a la vez; entonces la profe canta “Canta chucho que no te escucho...” hasta que volvemos a escuchar. ¡Y es que tenemos tanto qué hablar! Cuando me toca a mí, me siento muy importante, porque todos me miran, me escuchan y, cuando termino, me aplauden.

 

¡A la colchoneta, qué vienen los bits!. Los bits son fotos o dibujos de un montón de “cosas”. La profe les llama “Bits de Inteligencia”. Yo no sé qué es eso, pero me divierto mucho viendo esas fotos y adivinando cómo se llaman: “Vieja friendo huevos “, “prisma”, “lince ibérico”, “morado”, “el cuatro” etc. Poco a poco, iremos viendo todos, porque hay muchos: cuadros, figuras geométricas, números, mapas, minerales, animales, escritores, fenómenos de la naturaleza... 

 

Después de los bits, cada día hacemos una actividad. Unas veces jugamos con todas las colchonetas de la guarde, nos dejan mantas, sábanas, las construcciones grandes de colores y subimos los columpios del patio. ¡Ay ay ay! ¡Esto sí que es divertirse! Nos hacemos cabañas, nos escondemos dentro, nos disfrazamos o nos metemos en cajas que son nuestros coches o nuestras camas (Psicomotricidad Relacional).Otros días hacemos fichas, otros trabajamos por “rincones” (hay un rincón de pintura, otro de puzzles y encajables, otro de lectura de cuentos y otro de juego simbólico -cocinitas, arquitecturas, muñecas...). Otras veces jugamos con la plastilina, o con arcilla, dibujamos, cantamos y bailamos, leemos cuentos, hacemos puzzles y encajables, jugamos con las marionetas, pintamos con los dedos... ¡Cómo para no dormir, luego, a pierna suelta!

 

¡Qué hambre! Seguro que es hora de la galleta. Si no hace mucho frío, me pongo el abrigo y salgo a jugar al patio mientras me como las galletitas. ¿Dónde se han metido mis amigos/as?

 

¡Mayores a clase!. Vuelta para adentro. Ahora volvemos a ir al baño y nos lavamos las manos y la cara, nos peinamos guapos/as y esperamos a los papás leyendo cuentos, bailando con música  o jugando con lo que pidamos... ¡Mamá!... ¡Papá!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Política de Privacidad.

Acepto política de Cookies .

EU Cookie Directive Module Information