El Aula de Medianos

Papá y mamá hablan sobre las cosas que han hecho durante el día. A mí también me gustaría contarles todo lo que hecho en la guardería. Allí me dicen que soy “Mediano”, lo cual me da ciertos privilegios que los peque no tienen, pero mi lengua es un poco de trapo y, aunque entiendo todo, y ya me sé muchas palabras, mi boca no las junta bien. Hoy es un día mágico, porque a través de esta carta contaré a papá y mamá cómo es mi día en la guardería Patosos.

A primera hora, nos juntamos en la clase de gateo. Allí esperamos a que lleguen nuestros amiguitos/as mientras jugamos con un montón de juguetes, bailamos y cantamos canciones. Hacia las 9:30h mi profe nos llama cantando “Al tren de los sueños...”. Muy contentos corremos hacia la puerta para hacer un tren muy largo y dirigirnos hacia nuestra clase. ¡Nos vamos! ¡Piii-piii!. Aunque vamos despacito y casi siempre nuestro tren descarrila un poquito, cada vez lo vamos haciendo mejor.

 

Una vez en clase nos ponemos las batas. Poco a poco lo vamos haciendo nosotros solitos, aunque aún necesitamos algo de ayuda para meter bien los brazos por los “agujeros” donde dicen que van los brazos. Luego, la profe comienza a cantar “Sentaditos, sentaditos...” y nos sentamos haciendo un corro. A veces no nos sale muy bien, y ella nos va colocando en el sitio correcto. Aún así, está muy contenta porque dice que cada vez lo hacemos mejor y aguantamos más tiempo sentados.

 

Nos damos los buenos días y vemos qué amiguitos/as han venido y cuáles faltan. También miramos al cielo para ver qué tiempo hace y cantamos “Sol, sol, soool...” o “Qué llueva, qué llueva...”. Después nos “cambian el pañal” , pero ahora nos han dicho que vamos a empezar a ir al baño como los mayores ¡Menuda aventura! ¡Y hasta hacemos excursiones para verlo! 

 

Llegamos ya a la hora de las actividades. Cada día es diferente. Hay días que bailamos canciones con gestos, otros jugamos con plastilina o rompemos papel de diferente textura, otros garabateamos en un papel muy grande que pega la “seño” en el suelo, o nos trae unos bloques grandes, los aros y los palos de gomaespuma, y hacemos psicomotricidad. A menudo, contamos cuentos y hacemos fichas. Para hacer fichas, primero se nos explica lo que hemos de hacer, pero todo, todo, todo, lo hacemos nosotros. Bueno, ya ha pasado la mitad de la mañana; ahora vamos al patio (siempre que el tiempo lo permita), jugamos y comemos la galleta. ¡Qué bien! ¡Qué hambre tenía!.

 

De vuelta en clase nos vuelven a cambiar el pañal, nos lavan las manos y la cara. Mientras tanto, los demás niños suelen ver la fotos de los amigos o leen los cuentos que tenemos cada uno. Cuando terminamos, nos sentamos en la colchoneta y... ¡Qué bien! ¡Llegan los bits!. Los bits son unas imágenes grandes, que nos muestran muchas cosas: desde el tiempo, hasta los transportes, animales, flores, colores, números... Los hay de tantas clases... Dicen que hay algunos que hasta te enseñan cuadros de “Velázquez”. Los mayores se los saben, nosotros todavía no, pero los aprenderemos todos. Los bits nos gustan mucho, y nos llaman mucho la atención.

 

Ya se ha pasado toda la mañana; ahora los papás vienen a buscarnos. A los amigos que se quedan a comer en la “guarde” les ponen los baberos y los llevan al “comedor”. Una vez terminada la comida y con el estómago lleno nos preparamos para dormir la siesta.

Contacta con nosotros

Calle de la Ermita, 9 Bajo G

31016, Mendillorri - Pamplona

  • Teléfono:   948 16 24 47 / 638 05 89 26

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Política de Privacidad.

Acepto política de Cookies .

EU Cookie Directive Module Information